Control y Desapego, parte 1

Contamos los años, los meses, marcamos los días, hacemos planes, nos organizamos en horarios, pero… ¿que parte de nuestra vida controlamos realmente?

Te levantas sin saber muy bien por qué, simplemente sonó el despertador y tienes cosas que hacer, a regañadientes te lavas la cara, desayunas lo que puedes y sales por la puerta hacia tu destino, muchas veces con la esperanza de que este dia termine pronto, es un día duro, hay mucho por hacer.

Como una maquina vas cumpliendo con tu horario, despachando una y otra tarea lo antes posible, te das cuenta que tienes que esforzarte más porque no vas a llegar y tu nivel de estress aumenta, ahora necesitas relajarte y en lugar de seguir con tu trabajo te tomas un descanso para tomar un cafe. Cafe que dura mas de la cuenta y hace que la faena se te acumule y tu nivel de strees vuelva a aumentar. Cuando cae la jornada, con tantas cosas por hacer, regresas a casa pensando quizá que deberías esforzarte mas y organizarte mejor.

Al llegar a casa estas cansado de tanto lio, buscas relajarte un poco viendo la tele o jugando a algo pero sin pasarse, mañana hay que madrugar. Y nisiquiera de ese pequeño espacio puedes disfrutar porque tu mente no para de juzgarte y hacer planes para el futuro.Imagen de rutina

¿Y todo esto para que? Hay muchas tecnicas sobre productividad y como organizarse el tiempo (probad con google y vereis), pero para mi son inútiles si no teneis una idea clara de lo que quereis en la vida, no hablo solo de lo que quereis laboralmente, hablo de cualquier aspecto de tu vida: social, laboral, corporeo… Y no basta con tener una vaga idea, hay que meditar concienzudamente sobre ello.

Esta es la forma para empezar a controlar tu vida, no creo que se trate de cronometro sino mas bien de brujula. Una vez claro tu proposito (escribelo o lo que sea) podemos empezar a organizar nuestro tiempo estrategicamente para alcanzar el éxito. Ahora, motivados y con una confianza plena, volvemos a encauzaurnos en el torbellino de la rutina una vez más.

Lamentablemente volvemos a perdernos entre horarios, objetivos y demás quehaceres. Vuelve el stress y la falta de tiempo por todas partes. Tu mente vuelve a montarse una pelicula, no deja de juzgarte (“tienes que esforzarte mas”) o bien no deja de pensar que el mundo esta en su contra, no puedes parar ese parloteo mental (¿crees que puedes? prueba!).

Anuncios

2 comentarios to “Control y Desapego, parte 1”

  1. Te sigo con interes,Un punto de estres es necesario para mantener el ritmo vital, como un punto maniaco para ser feliz.

    • La situación es la que manda, si el momento trae lucha entonces tus pulmones se ensanchan, tu nariz toma la forma necesaria para inhalar mas aire, tus nervios se agudizan… el problema es que normalmente el momento no trae lucha y nosotros estamos luchando en nuestra mente, y el cuerpo reacciona como tal. Lo unico que haces es atraer mas lucha a tu vida. El desapego es mental, el desapego no es dormirse, al contrario es estar totalmente alerta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: